viernes, 3 de agosto de 2007

El origen etílico de la civilización

Cuando yo era chiquito, recuerdo que veías tele durante la noche y casi todos los anuncios eran de bebidas alcohólicas. Cada vez que empezaba un programa, estaban media hora diciendote todas las cervezas que pagaban ese espacio. "Con el auspicio de Shaeffer, cerveza y más...y Ron Bacardí, mejor para tí.... presentan...." Lo que más distinguía a los anuncios alcohólicos era la solemnidad. Ahh aquellos caballos Clydesdale trotando al himno de Budweiser, los coros celestiales. Y los interiores del barco de Cutty Sark, con aquel corno inglés de fondo (por cierto, los otros días se quemó). Los comerciales de alcohol en Puerto Rico también apelaban a la puertorriqueñidad, al orgullo patrio, a la high class, y a los fines de semana en velero por Palomino. Eran tan bonitos, que a veces te sacaban hasta lagrimita. Cuando se terminaban, decías, coño yo quiero ser así, mano! En este tipo de anuncios no aparecía Chencho el borracho del bar, o Ramira la de las cunetas.

Hace unos años comenzaron movidas en los gobiernos por restringir el anuncio de cigarrillos y alcohol. Copiando el modelo gringo, dijeron que no estaba bien promocionar tanto las bebidas en televisión. (Malditos demócratas comunistas!) Sin embargo, a pesar de tanta censura hoy es cuando más borrachos hay. Pero las leyes puritanas siguen ahí. Tampoco podemos ver los legendarios anuncios de Marlboro en el cine, ni al afrudo rubio de Camel atascao con su Jeep en el medio de la jungla. Esos anuncios que nos inspiraban, nos instruían en las leyes de la vida, y nos traían un mensaje positivo: "en la vida no hay problema que no puedas vencer...bebe Don Q Cristal...siente el sabor!" Aquellos sí que eran tiempos de gloria!

Hoy día, dicen los científicos aguafiestas que el cigarro da cancer, y dizque el alcohol es una neurotoxina, incluso recientemente se ha "probado" que el consumo de alcohol podría ser bastante perjudicial en el desarrollo cerebral de un adolescente. Pero yo no me creo nada de esto. El alcohol es la sustancia que mueve al mundo. ¿Qué sería de la humanidad sin él? ¡Ni Cristo hubiera podido salvar la humanidad sin su vinito! ¿Dónde quedaría la Última Cena? El alcohol es un regalo de Dios. En el momento que a un ser humano se le ocurrió añejar una puta uva, fue ahí donde se cimentó la civilización. La gente dejó de ser nómadas e ir por ahí por los desiertos cabreándole la vida a los pastores. Dijeron, "coño, pa beber hay que cultivar estas malditas bayas!" Y para cultivar hacía falta estar en un lugar fijo, establecerse, tirar ancla; en fín, construir una sociedad! Ven?? El alcohol explica la existencia de nuestra civilización!

Algunos dicen, el alcohol es para los ociosos, los vagos que no tienen nada que hacer en la vida. Es cierto que pa inventar el alcohol hizo falta una buena dosis de ocio. Pero por eso mismo su existencia se justifica! El alcohol vino a desaburrirnos. ¿Qué haríamos los fines de semanas sin él? ¿Cómo podríamos soportar la carga de nuestra existencia a no ser de las ventanas de escape que el bendito etílico nos brinda? Esas desinhibiciones. Esos humores volátiles como nuestro aliento. Esas peleítas nocturnas a puño doblao en los parkings. Esas vomiteras en el asiento trasero del carro de tu pana. Ese atrevimiento pa flirtear con la chica que jamás te atreviste a saludar. Esas venas bombeantes en la frente en las mañanas de resaca. Esas neuronas rehabilitadas y desinfectadas!!! Uff, son tantas cosas buenas!!!

El alcohol es la sangre de la sociedad. Y si es una neurotoxina, pues que vivan las neurotoxinas!

El alcohol es lo "mejor para tí". Aquí les dejo una prueba. Un anuncio de antaño, que le traerá recuerdos a algunos. Yo lo llamo "La Venus del cubo de hielo". Hubo varias versiones. Esta no es la mejor, pero es lo que hay. Cuando vi este anuncio estaba en tercer grado (para el 84-85). La edad ideal para construir mis objetivos de adulto. Y me tocó profundamente. Yo quería ser empujado por esas chicas...yo quería que nadaran en mí, que danzaran pa mí. Díganme, ¿cómo podía la mente de un niño resistirse a tales encantos? Yo no quería beber; yo quería ser la botella misma!
Que me llevaran los diablos!!
Que me "llevaran a sus labios"!!

Advertencia general a todas las mujeres: ver este anuncio podría catalizar un lesbianismo latente.




Que vivan las neurotoxinas, coño!!

8 comentarios:

E~ dijo...

hmmm... Nop, no he sentido ningun impulso lésbico... No voy a negar que alcohol es bueno :oD Sería hipócrita de mi parte ;o) Pero lo estas glorificando demasiado... Me preocupas... Pero no tienes carro puedes beber lo que quieras!

Picazzo dijo...

No es que me guste el alcohol, es que yo quiero ser el alcohol! Que me beban, que me traguen, que naden en mí esas jevotas!!!

Picazzo dijo...

Por cierto E~, lo de que "no tengo carro", fue un golpe bajo. Apúntala.

E~ dijo...

perdon.... :oP Y definitivamente he llegado a la conclusion que estas en sequia....

Picazzo dijo...

Qué tipo de sequía?

E~ dijo...

Pues cual mas?!? Sequía sexual... Bueno y ahora se tambien que de alcohol:oP

Picazzo dijo...

(Picazzo se levanta y cordialmente abandona la sala)

E~ dijo...

:oS Tu preguntaste...