martes, 1 de julio de 2008

Religión a la carta

Hace unos meses me invitaron a un bautizo. La verdad que un bautizo es la cosa más aburrida que se pueda presenciar. Al menos en las bodas ponen musiquita que te conmueve y te saca una lagrimita. Pero en el bautizo solo hay un manoseo de bebés, que si lo agarra la madre, que si lo agarra la madrina, no se sabe quién coño lo agarra, luego cagan al bebé de miedo echándole aguas mágicas que entiendo “quitan el pecado” que cometió no se quién coño…En fin, ese no es el tema…El asunto es que luego preguntando por ahí, me di cuenta que los padres y padrinos de ese bebé, no es que fueran típicos católicos no –practicantes; sino que ni siquiera creían ni tenían puta idea de lo que era un sacramento, el pecado original, e incluso me dijeron que no creían en tales cosas. Y lo peor de todo: que bautizaban al niño por complacer a los abuelos!!

Indagando más en el asunto, descubrí que los padres de ese bebé incluso se habían casado por la Iglesia por la misma razón. Que los cuatro viejos, los cuatro futuros abuelos, estuvieran super contentísimos. Yo, la verdad, no entiendo qué carajo tiene que ver la felicidad de un viejo con que te cases por la fucking Iglesia. Si fuera así el mundo estaría lleno de suegras felices. Y me consta que eso no es así.

Total, que yo, comencé a hacer preguntas a esos padres, y les cuestioné que cómo era posible que ellos formaran parte de un acto que para la Iglesia es tan solemne, cuando ellos no creían en eso. Que bautizaran a un niño cuando creen que no existe ni el diablo ni el pecado original, etc. Y fue entonces que recibí la respuesta que se repite una y otra vez por doquier: “Nosotros tomamos lo que nos parece bien, y lo que no, lo descartamos. Lo útil se coge, y lo demás se ignora.”

Lo útil…Lo UTIL! Que joya del pragmatismo contemporáneo! Oh William James!! Oh John Dewey!!!

Pero me pregunto, ¿qué carajo es lo que les parece “bien” de un bautizo?! ¿Dónde está la utilidad espiritual? ¿En qué parte? ¿En el exorcismo? ¿El aguita sobre el bebé? ¿O no será más bien, el tener una oportunidad de verle la cara a un antiguo novio, y decirle en la cara “mira el hijo tan guapo que TU no me diste, so cabrón”? O talvez, se trata de ver a las primas que hace siglos no ves….O el poder pisar una iglesia, y curarnos un poco ese remordimiento de que no pisamos suelo sagrado nunca, y presumir ante los demás: “Uy, miren qué bien comienzo con la educación cristiana de mi hijo! Aun no sabe hablar, y ya está hecho todo un católico militante!! Mírenlo qué mono con su medallita de San Crispín!”

¿No será que lo que les parece “bien” del bautizo es realmente su utilidad social y psicológica en vez de espiritual?

Pues bien, ante ese panorama de que “Tomamos lo que nos parece bien”, no pude más que recordar cuando llego a un restaurant y el mesero me da el menú, y voy escogiendo elementos de la carta. “Hmm este me parece bien…hmmm, este no…quiero este, quiero esto, quiero aquello….” Mientras tengo el dinero, eres el emperador, el todo poderoso. Pide, que hay!

¿Pero acaso una doctrina religiosa puede ser igual que un menú, que un pedido a la carta?

¿Quién es el verdadero todo poderoso? ¿El comensal, o el cocinero?

“Por favor, señor camarero, ehhh, tráigame un poquito de Santísima Trinidad, un poquito de milagros, bodas (que no me salgan muy caras…), y un poquito de amor al prójimo, lo justito….errr…lo del diablo, los malévolos condones, el infierno e ir a misa los domingos, mejor no me lo traiga…”

De pequeño me enseñaron que el pilar de la doctrina era la fe, no la utilidad. La doctrina sobrevive tal cual es, gracias a personas que CREEN que esa doctrina es verdadera. Importa un carajo si es útil, si sirve o no para algo. En el momento en que una doctrina pende de intereses prácticos personales, la doctrina se va a la mierda! Por eso, sin llegar tampoco al extremo fundamentalista, los religiosos tienen que elegir entre creer o no creer. No hay medias tintas. Yo no puedo decir, creo en X punto, pero no creo en Y. ¿Por qué no? Porque eso pondría en jaque la esencia misma del concepto de fe, y en entredicho la idea de que esa doctrina sea verdaderamente una revelación divina.

¿Cómo es posible que yo descarte elementos de una doctrina, cuando parto del hecho de que ésta ha sido revelada por Dios? ¿Quién se atrevería a decirle a Dios cara a cara, “esto me gusta, pero esto no”? Y es que se nos olvida que en un restaurant el que hace el menú, no es el que come, sino el chef.

El cinismo de querer hacer una religión a la carta, forma parte de la sociedad hastiada de religión en la que vivimos. Una sociedad donde la idea de Dios es irrelevante, pero por su superficialidad se resiste a mandar a la mierda el saco de tradiciones y formalismos que conlleva ese pensamiento mágico-religioso. Por eso, con la excusa de complacer a los fucking abuelos y suegros, la gente no hace más que mantener alimentada a la maldita bestia del irraciocinio que se resiste a morir.

Gente, a los supuestos “católicos” que me leen, les recuerdo que decir que se pueden escoger sólo los elementos que entendemos como “prácticos” o “útiles” de la doctrina, es sinónimo de cagarse en la misma doctrina. De reirse de ella. Es poner en duda su fundamento como “verdad” y “revelación”. Si piensas que el diablo, el pecado original, y los sacramentos eternos, son mentiras creadas por los humanos, ¿entonces qué te da la seguridad de que el resto de la sopa doctrinal no lo sea también? O crees o no crees! No seas hipócrita. Al carajo los abuelos y el párroco de la esquina. Acepta que sólo sigues fórmulas que te enseñaron de niño, cuando aun no tenias capacidad de razonar. Pero, ya no eres un niño, ya puedes razonar!! Entonces, si piensas que la religión que te enseñaron está repleta de mierda, te invito a que la escupas de tus entrañas. Sácala de ti!! Cágate en la fucking estampa de los obispos y la paloma del Espíritu Santo y el cuerno del diablo. Y ten los cojones de ser una persona pensante y capaz de DUDAR.

No nos creamos que la Iglesia no conoce el fenómeno de religión a la carta. La Iglesia bien sabe que el 90% de la gente vive “sin Dios” y sólo va a los templos para ceremonias sociales y enseñar el trajecito y presumir las prendas. Pero la Iglesia, moribunda, debe aceptar esta condición. Primero, porque gracias a esas ceremonias entran muchos billetes a sus arcas, y segundo, porque si se le explicara claramente a los feligreses que es necesario creer en TODO lo que predican, la gente, los pocos que aun van los domingos, saldrían corriendo. Por eso, hoy, entran a misa mujeres con escotes que casi se le salen las tetas (a algunas de facto se les salen), y minifaldas que revelan su celulitis, y pantalones a media cadera que revelan los aros del tanga.(Mmmm tan sebxy!) Por eso la nueva generación de curas ya no le dice los jóvenes que las pajas los llevarán al infierno. Por eso dicen ahora que no importan tanto las "formas", sino las intenciones. blah blah blah

No se engañen. Esa “tolerancia” con los tibios, que hoy distingue a la Iglesia, no crean que forma parte de algún cambio oficial de su doctrina. En el núcleo siguen pensando igual que hace 400 años. (En fin, la verdad doctrinal se supone que es "eterna", no?) Y si la Iglesia de hoy, tuviera el poder que hace 200 años, a muchos, como yo, nos estarían quemando vivos en hogueras. La tolerancia con los católicos tibios, la aceptación de los católicos “no-practicantes”, que más bien deberían llamarse “fieles infieles”, es una desesperada estrategia de supervivencia, una táctica que utiliza el monstruo herido para no morir mediante transfusiones al Banco Vaticano. Pura conveniencia histórica. Pero sin duda, adentro, muchos gustarían de excomulgarnos a todos!!! (Uy qué miedo!)

Pero ya es demasiado tarde. La espada de la razón hace mucho ya que rajó a la Gran Bestia de la Mentira, y desenmascaró al cristianismo como la mayor farsa de Occidente. El catolicismo sólo sobrevive mediante rituales muertos, practicados mayormente por supuestos “pragmáticos” dispuestos a revivirla pidiendo dogmas a la carta.

Tú, amigo (a) que me lees, ¿eres uno de ellos?

6 comentarios:

Sergi García dijo...

Primo, desde Madrid te digo que les fuck a esos cabrones. Yo pienso como tú. Pero que le vamos a hacer, yo estoy medio casado con una de "ellas" y aun así la quiero. Jajaja.

Espero que no tengas que ir a muchos más bautizos.

Tengo ganas de veros brotha !!

Anónimo dijo...

Opino exactamente igual. ¿Cuando tendremos un gobierno valiente que de carpetazo al concordato con la santa sede? ¿Cuando la iglesia demostrará un mínimo de decencia y luchara contra toda esta hipocresia y falsedad de "su feligreses"? ¿Cuantas personas que se confiesan catolicas "a su manera", que son una gran mayoría, saben la diferencia entre ser católico y ser cristiano? ¿Cuando tendremos una sociedad laica?...

Picazzo dijo...

Sergi, tú demuestras cuál es la diferencia entre sentido común y fanatismo. Entre los capaces de ver cualidades en las personas, sin importar su ideología o creencia, y los que estigmatizan a todos los que no piensan igual que uno.

A ver cuando nos vemos! Ya tengo afilá mi katana anti-Opus! jaja
---
Anónimo, también nos hacemos esas preguntas. A Zapatero le faltan cojones para llevar el laicismo un paso más adelante. Pero eso esta sentenciado. La Iglesia es una iguana moribunda que se retuerce. Será su "karma" que por fin les rebota? jeje

avayan dijo...

Coño!!!

Por un momento pensé que había escrito esta pendejá, pero despues caí en cuenta de que no escribo tan bien...

Siempre me he preguntado que cojones tiene la gente de poder decir esta religión yo creo que esta mal, voy a empezar la mía que en vez de creer esto y lo otro, cree en esto.

Soy de la creencia que si Dios dijese "Meteos este clavo de 8 pulgadas en la narga izquierda, por que me sale de las pelotas", eso mismo es lo que tendríamos que hacer.

Cuestionar porqué rayos Dios quiere que nos sampemos el clavo por el behind o qué ganamos con el incruste, es totalmente sin sentido. Si creemos que El es perfecto y ominipotente, lo único que podemos hacer es correr a Home Depot antes de que se acaben los clavos de 8 pulgadas. Estaría del joyo que solo queden los de un pie de largo...

JIQ

niebla dijo...

de "ellos", lo siento cariño pero no. Yo no soy como ellos, deje de estar metida en rollos de esos que se traen entre manos porque descubri la falsedad,la hipocresia, lo que mueve a esos que se consideran cristianos a muerte y que no era precisamente las enseñanzas de dios ni jesucristo.

Yo no creo en un dios que si no haces lo que desea o te manda te castiga, eso no es un padre, un padre es aquel que te quiere tal como eres y si te equivocas te apoya y ayuda, no te mete en un infierno para que tu alma se pudra en la eternidad. Asi muchas cosas, sobretodo las que se inventan los curas.

Yo soy de las que piensan que hacer el paripe delante de un cura no es necesario pero si eso nos evita muchos problemas se hace y ya esta. Lo sé, porque lo estoy viviendo. Ejemplo : "me voy a vivir con mi novio" (yo), "si te vas sin casarte por la iglesia no quiero saber nada de ti y mucho menos de él, tu alma se va a pudrir en el infierno" (mis padres), ¿que haces? aceptar pero poniendo tus condiciones.

A veces las cosas no son tan fáciles, pero tienes razon, la religión ahora mismo es a la carta.

Anónimo dijo...

tengo 62 años y pienso que la religión siempre ha sido a la carta.
Yo estudié en un colegio de monjas y pasé muchos años de mi vida teniendo que ir a confesar siempre que incumplia los mandatos del santo evangelio, hasta que llegó un día, en mi vida...que pensé...y me dije:
Si continuamente estoy incumpliendo los mandatos de mi religión y pienso seguir haciendolo, es mejor que no deje a un lado esas creencias ya que mi vida no la puedo condicionar a una fe que no me deja vivir de una una forma lógica y natural.
A partir de entonces empecé a analizar los comportamientos de las personas que me rodeaban y me di cuenta de la falsedad que habia en todo aquello que me habian enseñado, ya que se comportaban contrariamente a lo que predicaban.
Vi como todas las religiones habian nacido para hacer conformarse al hombre con su desgracia, pobreza, infelicidad, etc.etc, dandoles y prometiendoles en un futuro despues de su muerte, esa felicidad que no habian conseguido en la vida.
¿Pero ha vuelto alguien despues de muerto, a decir que en el mas alla ha sido o es feliz?
Todas las religiones son una verdadera farsa conformista.