jueves, 7 de abril de 2011

Triunfa el fundamentalismo en el Capitolio de Puerto Rico

Nuevamente la opinión pública es secuestrada por el fundamentalismo cristiano en Puerto Rico. Esta vez no se trata de la Iglesia católica, sino de grupos evangélicos protestantes, pentecostales y toca panderetas, balbuceadores en trance de disparates que ni ellos mismos se creen.

Recientemente se planteó la necesidad de enmendar la Ley 54, que se escribió para proteger a personas maltratadas dentro del matrimonio. La enmienda pretendía incluir a personas que son abusadas en otro tipo de relaciones, como por ejemplo, relaciones adúlteras, gays y lesbianas.

Esto no fue del gusto de los avechuchos beatos de culto sabatino. Los mismos de siempre. Los que predican que los huracanes son causados por abortos. Y que los terremotos son una consecuencia directa de sintonizar el Playboy Channel. Pura ciencia bíblica.

El Partido Nuevo Progresista (PNP), que aunque en sus estatutos ideológicos no presenta rasgos de ser un partido cristiano, en las últimas décadas ha sido quien más se ha apoyado en la imagen que los fundamentalistas evangélicos quieren imponer. Este partido, que quiere que PR se convierta en un estado de la unión americana, sabe que entre la masa principal de sus votantes se encuentra la mayoría de los cristianos fundamentalistas. Así como los republicanos en EEUU seducen a las masas de cristianos, el PNP también depende de estos. ¿Y qué mejor manera de ganarse su favor, que ofreciéndoles la promoción de leyes que promueven "comportamientos bíblicos". ¿Es el adulterio algo "bíblico"? No. Pues pal carajo los adúlteros si se jinchan a pescozás. ¿Es el homosexualismo "bíblico"? No. Pues a la mierda con que hayan gays azotando a sus parejas en casa. ¡Quién los manda! ¿Es el amor al prójimo algo "bíblico"? Errr....pues.... ¿Es defender al débil un comportamiento "bíblico"? Mmm.....

Ahora, miren el grado de parcelería, cafrería y barrio bajería que abunda en la clase política en PR. El representante de la mayoría PNP, Luis "Tato" León, que en los últimos años ha ganado el apoyo de los rompe panderetas cristianoides, dice que la enmienda es "la medida de la chillería", es decir, promotora de la pegaera de cuernos. Y una de sus compañeras de partido, Albita Rivera, que SÍ favorece la medida, dijo que si le votaban en contra, ella sacaría una "libretita" y divulgaría al público el nombre de los legisladores que están en relaciones adúlteras. Como si fuera un chisme de la Comay. Vaya clan.

Ya pueden hacerse una idea de qué tipo de elementos son estos. Incapaces de ver la realidad. Anteponen su miope criterio moralista. Y dado que a su juicio, los adúlteros y homosexuales son pecadores, pues no merecen protección alguna de la Ley.

Puerto Rico, como colonia americana, ha heredado del imperio, uno de los mayores cánceres espirituales conocidos: el fundamentalismo religioso. Prender el televisor en PR es una agonía de canales cristianos del patio, cuyo tiempo se divide en mostrar "alabanzas", obsesión compulsiva por los numeritos de las citas bíblicas, saltos epilépticos, cánticos basados en rock criollo, lenguas angelicales, y el otro 75%, en PEDIR DINERO (que encima está libre de impuestos),  para construir un templo más grande que "agrade a Dios"o para pagar un "nuevo satélite" y cubrir al mundo con la "Palabra",

No sé si logren cubrir el planeta. Pero lo que sé, es que sobre el Capitolio hoy yace una manta oscura de ignorancia, hipocresía e hijaeputez.

-JL Irreverente

 

2 comentarios:

JuanK dijo...

Ja Ja... me encanta como describes al cristianismo en el último párrafo, los peores lobos son los evangélicos, porque ellos son más dinámicos que los católicos debes atacar más lo los protestantes que a los católicos...

Picazzo dijo...

A ambos bandos les caerá su aguita. Total, ellos mismos se encargan de darnos carne pa noticias jeje